En febrero se darán charlas para recuperar el juego de canicas

24 ene

Víctor González no es un típico niño. Mientras que sus amigos se la pasan jugando en la computadora, él está ocupado investigando nuevas reglas del juego de canicas, comprando canicas y buscando dónde y cuándo hay nuevos encuentros.   

El pequeño aficionado de las canicas es el creador del equipo “Chimuelos”, del Centro Histórico de Quito. Hace dos años formó el equipo que ahora está en los primeros lugares de los torneos a nivel local.

Como su juego favorito se ha ido perdiendo, cada vez más,  ha tenido la idea de dar charlas en las escuelas y colegios, conjuntamente con sus compañeros de afición, a partir del 8 de febrero del 2012 y así recuperar el tradicional juego de la ciudad.

Es así que en lugar de sentirse abrumado, el joven alumno de primaria sigue siendo profesional y además tiene planes ambiciosos para el futuro, todos proyectados al juego de las canicas.  

Mira como se juegan las canica..!!

14 ene

Pelota Nacional: Cómo jugar, sus riesgos e historia

14 ene

San Carlos, ganador del Quito recuerda

14 ene

El barrio San Carlos se coronó campeón del evento denominado Quito recuerda, que organizó la Alcaldía del Distrito Metropolitano de Quito a través de la Dirección Metropolitana de Deporte y Recreación. La gran final se llevó a cabo el viernes en el parque La Carolina (Cruz del Papa) con la presencia de 12 barrios finalistas.

Mario Vargas, organizador, señaló que “este evento busca rescatar los juegos tradicionales y la actividad deportiva y recuperar así el espíritu comunitario entre los vecinos”.

A la gran final asistieron unos 300 ciudadanos. Se instalaron dos graderíos para que los integrantes de las barras pudieran disfrutar del programa, que culminó a las 16:00 con la entrega de medallas al equipo ganador.

Por su parte, San Carlos ganó su respectivo premio al acumular 72 puntos en el juego de bolas de yeso. A pesar de que los  jueces designados decidieron desempatar con un nuevo campeonato, en el que venció el equipo ya  mencionado. “Nos propusimos ganar y para ello nos entrenamos dos veces por semana”, declaró Carlos Romero, jugador. 

Foto: Ana Karen M

Los “Cachis” se llevaron el premio

14 ene

La música, los juegos y los bailes populares son las primeras formas en las que se representa la cultura y tradición de una ciudad, siendo los mayores atractivos de ciudadanos y turistas de la capital.

Los juegos tradicionales como la bola de yeso, el críquet, la pelota nacional y canicas se roban la mirada de grandes y pequeños. “En Quito, los adultos gozan como niños”, dice  Julio Guaranda, quien es de Bolívar pero trabaja desde hace más de ocho años en la ciudad.

Eso llamó la atención de Danilo Suárez, quien es de Los Ríos. El jueves pasado jugó un campeonato de canicas. “Qué chévere que los juegos sean parte de las tradiciones de Quito”, comentó.

Yorle Aldáz, Melissa Montes y Fabricio Carrera disfrutaron de dicho encuentro que se llevó acabo en el interior del parque El Ejido una carrera. Sujetaron sus canicas y todo empezó, quién añadió  “los juegos tradicionales nos permiten integrarnos”.

Juego en el que resultaron ganadores los “Cahis”, recibieron una medalla y $100. Mediante una competencia de aproximadamente tres horas se pudo definir al grupo ganador.

Los años pasan pero su amor al deporte no lo pierde

7 ene

Cada sábado y domingo Carlos Alcívar, dejaba sus documentos, asuntos y familia para refugiarse en el parque Alameda de Quito. Todo empezaba  a las 10:00, sin importarle las condiciones climáticas, su trabajo o simplemente su salud.

Ya habían pasado 32 años desde que descubrió el juego de Bola de yeso. Su fuerza se iba debilitando cada vez más. Sus delgadas piernas ya no soportaban  aquellos golpes que en algún tiempo “no eran nada”.

Saltar, gritar “a la derecha” o “ahí va” formaban parte de su inevitable placer al jugar cada mañana, de los fines de semana, que parecían pasar totalmente  rápido como una estrella fugaz.

Sus pronunciadas arrugas en el rostro ya no se podían ocultar, así como su lentitud para correr y caminar por toda la cuadrada cancha de tierra en donde la bola recorría cada una de sus esquinas.

Pero, aquello no era un impedimento para que “Cachito”, como lo llaman sus amigos, deje su apasionado deporte que lo convirtió en un verdadero ejemplo de lucha por el juego de la bola de yeso. Obteniendo en toda su quizá corta o larga trayectoria 95 medallas de oro y 110 trofeos a nivel local e interprovincial.   

“Juegos tradicionales, una manera de reconocer lo que somos”

7 ene

Jorge Macías, padre de familia y entrenador físico

Seguro que en más de una ocasión hemos visto a padres quejarse de la poca actividad que realizan sus hijos. Es cierto que en la actualidad los niños apenas juegan y realizan actividades físicas al aire libre, ya que la gran mayoría de sus juegos se realizan en casa, pues con los avances técnicos los juegos tradicionales han pasado a un segundo plano. Pues, es necesario reivindicar la práctica de este tipo de actividades, pero no solo para los niños, sino también para los jóvenes y adultos, ya que, se trata de una estupenda actividad física y lúdica. Por ello no debemos pasar por alto  a los juegos tradicionales de nuestra ciudad.

El juego es una manera divertida de practicar deporte y llevar a cabo una vida sana. Sin saberlo y mientras lo pasamos bien estamos ejercitando nuestro cuerpo casi por completo y a la vez nos estamos reconociendo como quiteños que somos.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: